Dos décadas después de la masacre, a los habitantes de Mapiripán les indigna la falta de reparación colectiva para las víctimas

Defensoría del Pueblo: Llegada de la comisión liderada por el Defensor del Pueblo a Mapiripán, departamento del Meta.
Llegada de la comisión liderada por el Defensor del Pueblo a Mapiripán, departamento del Meta.

Veintidós años después después de la masacre ocurrida en el municipio de Mapiripán, en límites entre Meta y Guaviare, los habitantes expresan su indignación por la falta de reparación colectiva para las víctimas del conflicto armado. Así se lo manifestaron los líderes de la región al Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, y a sus delegados, que recorrieron este viernes 5 de abril las calles de este pueblo que durante seis días, del 15 al 20 de julio del año de 1997, fue testigo de la barbarie paramilitar.

Mónica Andrea Espinosa, Delegada por la Mesa Municipal por la Participación para las Víctimas, advierte que de las 5.487 personas víctimas del conflicto armado en la región, solo 658 han sido beneficiadas por los procesos de reparación, es decir un 12 por ciento.

“Acá nadie ha pedido ser víctima del conflicto. No entiendo por qué para la reparación administrativa y simbólica, las mismas entidades del Gobierno están poniendo trabas, cuando nos lo dieron por derecho con la Ley 1448”, se preguntó Espinosa durante la reunión realizada en la Biblioteca Municipal, con  directivas de la Junta de Acción Comunal, organizaciones campesinas, representantes de víctimas y funcionarios de la Defensoría del Pueblo.

Asimismo, líderes sociales y defensores de derechos humanos manifestaron la ausencia de atención médica. Aunque hay un centro de salud, carece de recursos técnicos y humanos. La educación no es adecuada, ya que los profesores están dando clase a la intemperie.

“Como nos dijo uno de los líderes, es triste que un municipio como Mapiripán, tan golpeado, tenga que estar mendigando, cuando hubo una masacre de esa magnitud y todavía tengamos problemas de educación, de vivienda y de salud. No hay derecho que la ambulancia no funcione y que las mujeres tengan que tener sus hijos en las trochas”, les dijo el Defensor del Pueblo a los habitantes.

Visita a Puerto Alvira

En horas de la mañana, la comisión que lidera el Defensor del Pueblo llegó hasta la inspección de Puerto Alvira, en el municipio de Mapiripán, departamento del Meta. Luego de caminar por las calles de la inspección, el equipo en terreno comprobó la precaria condición en que se encuentran el colegio y el centro de salud, los cuales requieren  reparaciones de manera urgente.

En el centro de salud, aunque hay una planta eléctrica, dicen los pobladores que no la han podido hacer funcionar y sin energía no prenden los pocos equipos para prestar los servicios médicos. Tampoco hay personal. En el colegio, los profesores deben dictar clase, en un mismo salón, a niños de tercero, cuarto y quinto de primaria.  

De otra parte, Julio Escobar, presidente de la Junta de Acción Comunal de Puerto Alvira, advirtió sobre la tensa situación que se vive entre las comunidades indígenas y campesinas. “La problemática con los indígenas se está volviendo un caos, porque quieren que les ampliemos los cabildos y no se dan cuenta de que los campesinos están ahí. De la masacre en el 98 hubo 29 muertos, acá hay gente que está con los sobrados de la guerra, pero seguimos adelante; a pesar de que sacamos los cultivos y estamos olvidados… no tenemos vías de penetración, ni un médico, ni acueducto, ni alcantarillado, ni redes de comunicación”, dijo.

Por su parte, los líderes indígenas de la comunidad Jiw pidieron regresar al resguardo Barranco Colorado, de donde tuvieron que salir hace 10 años. Actualmente se encuentran en un pequeño terreno de Puerto Alvira, sin acceso a salud, vivienda adecuada, agua potable ni educación.

Al finalizar los cinco días visitando las poblaciones, Negret Mosquera reiteró que “nos debemos a la comunidad y cuando no hay vivienda, ni salud, ni plan de salvaguarda no hay derechos humanos y por eso tenemos que velar por los derechos humanos".

Así como estuvimos en estos recorridos humanitarios, lo seguiremos haciendo, por los ríos, por las veredas, por las trochas… para visibilizar lo que viven en sitios alejados adónde no llegan altos funcionarios”.


@2003 - 2019 Defensoría del Pueblo Colombia - 3.0 - .Condiciones de USO