Situación de derechos humanos en el Cauca es verdaderamente grave: Defensoría del Pueblo

Tomado de: El Espectador
Link: https://www.elespectador.com/noticias/judicial/situacion-de-derechos-humanos-en-el-cauca-es-verdaderamente-grave-defensoria-del-pueblo-articulo-822519

La entidad señaló que los mayores flagelos de la región son la violencia en contra de los líderes sociales y defensores de derechos humanos, el narcotráfico, la extracción ilegal de minerales y desplazamientos por acción de grupos armados ilegales.

Una grave crisis humanitaria se vive en el departamento del Cauca. Un informe de la Defensoría del Pueblo señala que, durante 2017, se registraron 3 desplazamientos forzados masivos, con un nivel de afectación para 386 familias y 1.153 personas. Y que han sido víctimas las comunidades de los municipios de Argelia, Almaguer, Caloto, Morales, y, sobre la costa pacífica, Guapi, Timbiquí y López de Micay.

Durante una audiencia realizada en Guapi, la entidad dio a conocer el documento “La situación de los derechos humanos del departamento del Cauca”. El informe señala una grave situación de seguridad para los líderes sociales de ese departamento. “Como Defensor del Pueblo debo velar por su protección. Si me toca caer, lo voy a hacer porque no tengo temor y lo ordena mi corazón, dijo el encargado de la entidad, Carlos Alfonso Negret Mosquera.

El documento señala igualmente que la extracción minera ilegal de oro se ha convertido en la principal fuente de ingresos del Eln y las disidencias de las Farc, que en la actualidad poseen el control del territorio. En ese sentido, la entidad hizo un llamado al Gobierno Nacional para que contemple en la construcción del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022 al departamento del Cauca como eje que impulse estrategias para hacer frente al conflicto armado y la implementación de la paz.

Además, recomendó fortalecer la presencia de unidades de la Fuerza Pública en el Cauca a través de operaciones de registro y control, así como acciones ofensivas enmarcadas en el respeto por los principios del Derecho Internacional Humanitario, que contribuyan a desarticular a los grupos armados ilegales.