A A Centro de Relevo Magic Jaws

Defensoría del Pueblo conmemora el Día de la Madre Tierra

Defensoría del Pueblo: La Defensoría del Pueblo invita a los colombianos a conmemorar el Día Internacional de la Madre Tierra pensando en derechos.
La Defensoría del Pueblo invita a los colombianos a conmemorar el Día Internacional de la Madre Tierra pensando en derechos.

El 22 de abril celebramos el Día Internacional de la Madre Tierra, declarado por las Naciones Unidas en 2009 para recordar la interdependencia existente entre la vida de los seres humanos y de todas las demás especies, con la salud del planeta, que es nuestro hogar.  Por ello, la Declaración de Río de Janeiro (1992), incorporada al país dentro de los principios que rigen la política ambiental colombiana (Ley 99 de 1993), señaló que - siendo los hombres el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible - tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza.

Las evidencias actuales y los escenarios de cambio climático proyectados para Colombia permiten pensar que este fenómeno puede acarrear grandes cambios en los ecosistemas y en su capacidad de generar servicios ambientales fundamentales para el bienestar de la población, como el almacenamiento y regulación hídrica, el control de inundaciones, la captura de carbono y la regulación del clima, entre otros.

El territorio colombiano ha sido afectado en los últimos años de manera grave por procesos de variabilidad climática como los Fenómenos de El Niño y La Niña que ven incrementada su frecuencia e intensidad por el cambio climático pasando de periodos de sequías extremas, incendios forestales y escasez de agua, a periodos muy lluviosos con graves inundaciones, movimientos de remoción en masa y deslizamientos de zonas de laderas, con las catastróficas implicaciones en pérdidas de vidas humanas. Ello se potencia por procesos recurrentes y acumulativos de deterioro ambiental como, por ejemplo, la deforestación y erosión de suelos especialmente en zonas de ladera que sedimenta los cauces de los ríos limitando sus capacidad de contener inundaciones; la destrucción de cauces por la minería ilegal, el relleno y la desecación de humedales para fines agropecuarios, urbanos, etc., la ampliación de la frontera agropecuaria a costa de ecosistemas naturales, entre otros aspectos.

Todo lo anterior amenaza o vulnera derechos humanos de la población, tal como lo reconoce el Acuerdo de París, que en su preámbulo dispone que las partes, al adoptar medidas para hacerle frente al cambio climático, deben respetar, promover y tomar en consideración sus obligaciones frente a estos derechos. Ello, en consonancia con las Resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (A/HRC/RES/32/33 de 2016), que reconoce que el cambio climático representa una amenaza existencial para algunos y que este ya ha repercutido negativamente en el disfrute pleno y efectivo de los derechos humanos como a la vida, alimentación, salud, vivienda, agua potable, saneamiento y desarrollo, entre otros.

Todo ello implica que se requiere desplegar mayores esfuerzos para incorporar medidas relativas al cambio climático en la planificación territorial y sectorial, así como en el ordenamiento territorial, con enfoque de derechos, que minimicen la amenaza o vulneración de los derechos de las comunidades potenciados por este fenómeno.

Planeación para el medio ambiente

En este sentido, la Defensoría del Pueblo, en ejercicio de su función preventiva exhorta para que los ejercicios de formulación de los planes de ordenamiento territorial -POT-, por parte de las entidades territoriales, más allá de verse como trabajos técnicos y políticos, prioricen el enfoque de derechos como base de dicha formulación.

Derechos como el goce de un ambiente sano, el equilibrio ecológico, la gestión del riesgo y la prevención de desastres, el acceso a la prestación de los servicios públicos, a la salubridad pública, entre otros, deben constituirse en eje fundamental de la planificación ambiental y el ordenamiento territorial. De esta forma, se conmina a los entes territoriales y a las Corporaciones Autónomas Regionales para que en el proceso de revisión, actualización y concertación de los POT, emprendan los correctivos para subsanar deficiencias de los ejercicios anteriores en esta materia, para la debida inclusión de las directrices de prevención de riesgos, de localización de los asentamientos humanos en zonas seguras, así como de las estrategias de manejo de zonas expuestas a amenazas. La falta de previsión y debido cumplimiento de los mandatos legales en la materia, no puede seguir cobrando vidas y generando afectaciones a los derechos de la población.

El tema de la celebración del Día de la Tierra este año es la “Alfabetización medioambiental y climática” dado que resulta prioritario educar a la población acerca del concepto de cambio climático y sus efectos, ya que como se expuso, este amenaza como nunca antes, las condiciones de la vida en el planeta.

Divulgar la información y el conocimiento que se tiene en el país sobre estos temas, entre quienes tienen responsabilidad de adoptar medidas para contribuir a frenar los efectos que ponen en riesgo a la población y, entre la comunidad, que necesita conocer y educarse para exigir de esos responsables, las actuaciones que salvaguarden sus derechos, es un tarea fundamental. 

@2003 - 2017 Defensoría del Pueblo Colombia - 3.0 - Condiciones de USO