A A Centro de Relevo Magic Jaws

"Colombia no se merece un homicidio ni un amenazado más": Defensor del Pueblo

1140: Banner largo
Banner largo

Dos temas preocupan al Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret: la manera como avanzan los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, que califica como una ‘bomba de tiempo’, y las disidencias y el rearme de exguerrilleros que se alejaron de la paz por mantener vivo el negocio del narcotráfico o porque, según él, están aburridos por el incumplimiento del Gobierno.

En entrevista con Colprensa, aseguró que si fallan los diálogos de paz con el ELN, fallará la implementación con las Farc.

¿Qué riesgos ve sobre el proceso de paz y cómo analiza el cese el fuego con el ELN?
Considero que si se cae el proceso que inicia con el ELN, se cae el que hay con las Farc. Los lugares donde estaban las Farc están siendo copados por el ELN. Es mi deber llamar a la sociedad y a las Farc para rodear estos procesos, a Juan Camilo Restrepo (negociador de paz con el ELN) y a los delegados del ELN. Colombia no se merece un homicidio ni un amenazado más.

Pero ¿cómo entender que a menos de una semana del cese el fuego, el ELN dinamite un oleoducto?
Lo del oleoducto es una estupidez más, eso no tiene sentido. Siempre le he dicho al ELN que es el momento de devolver los niños, de no extorsionar más, ni afectar más la infraestructura.

¿Uno es el ELN que está en Quito, y otro el que está en el país?
No soy parte de la mesa y no puedo decirlo con claridad, pero lo que sí creo es que el Gobierno deberá decirle al ELN que a Quito lleve a los actores más importantes de los frentes de esa guerrilla, quienes parecen no estar sintonizados; que lleve a quienes están en Arauca, Norte de Santander y Chocó para que la mesa esté con el mayor liderazgo.

¿Cuántos menores están en poder del ELN?
No tenemos cifras al respecto, pero lo que sí es cierto es que esa guerrilla sigue secuestrando en La Gabarra, en Tibú y en Ocaña.

Sobre el tema de las disidencias de las Farc y el rearme de algunos exguerrilleros. ¿Cómo ve a ‘Cadete’, ‘Euclides’ y ‘Mordisco’?
Muy mal. Para la muestra el caso de Cadete, quien estaba en Icononzo. Estos son pésimos mensajes para el Gobierno y para las mismas Farc. Es que son los líderes de la exguerrilla quienes deben lograr que sus antiguos jefes se queden. ‘Cadete’ era muy cercano a Carlos Antonio Lozada. Nunca pensé que él se devolviera.

¿Cuál es la salida en estos casos?
Creo que es deber del Estado trabajar en casos como el de Gentil Duarte, de ‘Iván Mordisco’ y ‘Cadete’, y debe hacerlo rápidamente para que vuelvan al proceso. No en las mismas condiciones de quienes se han mantenido en el pacto, sino a través de un proceso de sometimiento. El Gobierno y las Farc deben desarmarlos pronto.

¿Solo se ha reconocido como disidentes a quienes se apartaron del proceso desde el inicio, pero hay otros grupos en otras partes del país?
Eso no es cierto. Yo creo que los disidentes que se vuelven en armas lo hacen en unos casos por mantener el narcotráfico, y otros que dejan los espacios territoriales lo hacen por aburrimiento debido a los incumplimientos del Gobierno.

¿De cuántos disidentes estamos hablando?
Mínimo hay 500 personas en todo el país. Lo que nos da el trabajo en terreno es que la disidencia más grande es la de Gentil Duarte.

¿Qué tanta estructura de poder tienen esas disidencias?
Claramente está Gentil Duarte, ‘Euclides’ e ‘Iván Mordisco’, cada uno maneja un grupo, y ‘Cadete’ estará reagrupando a sus compañeros.

¿Cómo está el reclutamiento de indígenas?
Nunca ha parado. Es terrible, es más, los disidentes están llegando a los internados para tratar de sacar a los niños indígenas para enrolarlos. Ellos no se están yendo porque quieren, sino porque los obligan. Hace 10 días mataron en Barranquillita a un joven de 19 años, instructor del Sena, porque estaba capacitando a otros para que no se vincularan a la guerra.

¿Cómo se está dando el reacomodamiento de estas personas en la guerra? Se están yendo para el ELN, el Clan del Golfo, para dónde...
Hablando de Guaviare, Meta, Caquetá y parte de Vichada, podemos decir que se están fortaleciendo las disidencias de Gentil Duarte, lo mismo que las de ‘Iván Mordisco’; las de ‘Cadete’ no sabemos, pero creemos que está haciendo lo propio; y lo mismo sucede con ‘Euclides’. En el resto del país, el ELN siempre ha trabajado y el Clan del Golfo, que está en proceso de sometimiento, creería que está reclutando por la decisión de ‘Otoniel’.

¿Cree usted que el proceso de paz tiene futuro?, teniendo en cuenta el ambiente político y los ‘peros’ que se están poniendo desde distintos sectores...
El proceso de paz tiene futuro y al Gobierno le corresponde, y deberá lograr, la aprobación de las normas. No tiene sentido que en este momento el Congreso le dé la espalda.

¿Cuál es el punto central del informe que acaba de dar a conocer la Defensoría sobre los espacios territoriales de capacitación y reincorporación?
Que a pesar de los esfuerzos del Gobierno no se ha cumplido lo prometido. No tenemos cómo capacitar, ni cómo reincorporar. No tenemos agua potable, no tenemos energía, ni saneamiento básico. Mire, se trata de 7000 personas y 4000 milicianos quienes le apostaron a la paz y toda la sociedad debe sumarse a estos esfuerzos. Necesitamos que estas personas tengan capacitación, pues solo así tendrán futuro.

¿Qué hacer?
Lo primero es parar, para poder tomar las decisiones respectivas, mirar cómo nos volcamos en esas regiones, pero no solo para atender a los desmovilizados de las Farc, sino a la comunidad en general.

Usted habla de que esta es una bomba de tiempo. ¿Qué cálculo tiene para que dicha bomba estalle? 
Si el Gobierno no atiende como tiene que atender la reincorporación, la paz podría estar en entredicho. La gente que está allá en las Espacios Territoriales de Reincorporación y Capacitación (ETRC) está esperando opciones, y si no se atiende oportuna y adecuadamente es una bomba de tiempo. Mire, hasta este 30 de septiembre el Gobierno dará los alimentos, entonces qué va a pasar a partir del 1 de octubre.

¿Tienen información sobre cómo se ha dado la deserción de estas zonas?
Unos se han ido por querer seguir con el narcotráfico, pero hay otros que se han ido por aburridos con el proceso, y todo porque no les han cumplido. No tienen salud ni educación y por eso no tienen futuro.

Le van a caer encima a Joshua Mitrotti (director de la Agencia para la Reintegración) y otros funcionarios quienes han desmentido este tipo de afirmaciones...
Yo tengo todo un informe que no fue hecho desde la calle pavimentada. Fue hecho por funcionarios de la Defensoría quienes han ido a las zonas durante todo este semestre. Allí hemos podido constatar, con presencia real, cómo están sucediendo las cosas allí. Nosotros sabemos a ciencia cierta dónde funciona y dónde no funciona lo que se está haciendo.

¿Cuáles son los casos críticos?
La Vereda Gallo, y Policarpa, Nariño. No funcionan las vías, no hay agua, no hay salud, y por la falta de alcantarillado se están contaminando los ríos a donde se vierten los desechos.