A A Centro de Relevo Magic Jaws

Defensoría del Pueblo rechaza pronunciamiento de las FARC sobre indígenas en el Cauca

Un rechazo rotundo a las amenazas que contra varios líderes de las comunidades indígenas en el departamento del Cauca emitieron las FARC, expresó la Defensoría del Pueblo al exigir respeto por los derechos humanos, particularmente de las etnias que gozan de especial protección por la Constitución y los mandatos internacionales.

Según el documento, fechado el 7 de noviembre de 2014 en las montañas del norte del Cauca, 26 representantes de los cabildos en esa región del país fueron declarados objetivo militar por parte del grupo al margen de ley, que en su lamentable pronunciamiento anuncia que dará inicio al plan de guerra contra estas personas en el transcurso de las próximas 48 horas.

Para la Defensoría del Pueblo resultan inadmisibles tales afirmaciones, pues además de constituir una afrenta explícita contra los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario por involucrar a la población civil en el conflicto, contradicen abiertamente la voluntad de paz expresada por los negociadores de las FARC en los diálogos de La Habana.

En ese sentido, considera la Defensoría que los voceros de la guerrilla, deberían aclararle a la opinión pública si las manifestaciones del comunicado emitido  corresponden a una postura oficial y unificada de la organización, o si por el contrario la desautorizan, pues resulta paradójico además que se esté negociando la paz pero al mismo tiempo se declare la guerra contra los indígenas.

Cabe recordar que estos hechos se suman al asesinato el pasado 5 de noviembre de dos miembros de la comunidad Nasa en la vereda El Tablazo del municipio de Toribío, crimen frente al cual la guardia indígena retuvo a 8 personas que serían juzgadas este domingo bajo los principios de la Asamblea nativa.

La Defensoría del Pueblo insiste en su clamor para que desde las conversaciones de paz en La Habana se acuerden con urgencia unos mínimos humanitarios a fin de excluir a la sociedad civil de la confrontación, pues negociar bajo el fuego no implica transgredir el Derecho Internacional Humanitario.

La Institución seguirá acompañando a los habitantes del departamento del Cauca, que como se dijo esta semana para el caso de los indígenas, son sujetos de especial protección por la legislación colombiana, los convenios internacionales y una medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitida desde el año 2009.

Ante estas circunstancias, la Defensoría hace un llamado urgente a las autoridades nacionales y territoriales encargadas de la seguridad y el orden público, para que adopten las medidas necesarias a fin de garantizar la protección de los líderes amenazados y de los cabildos, en el norte del Cauca y el resto del departamento.